Olas rompiendo en la playa

Actividades básicas de la vida diaria

Mantener los hábitos y rutinas de la vida diaria facilita desempeñar las distintas tareas a partir de procesos interiorizados y favorecer la autodeterminación y confianza de la persona.

Los distintos programas implementados se trabajan a partir de las situaciones cotidianas en las que la persona usuaria se desenvuelve, con el objetivo final de disminuir la necesidad de apoyos y preservar el máximo grado de autonomía.

El objetivo general de este área trata por tanto de satisfacer las necesidades básicas de los residentes y usuarios fomentando su autonomía personal y respetando sus derechos opiniones y preferencias.

En este sentido se trabajan de forma activa los programas relacionados con:

  • Alimentación
  • Hábitos en la mesa
  • Presencia externa. Vestirse / desvestirse
  • Higiene y aseo. Aseo personal y ducha
  • Atención a la incontinencia y control de esfínteres
  • Desplazamiento
  • Transferencias
Detalle de una grua